Hoy en día es posible corregir ciertas imperfecciones de la nariz sin tener que pasar por un quirófano. La rinomodelación es un tratamiento médico estético no invasivo, rápido y con resultados inmediatos muy satisfactorios. 

Consiste en modificar los ángulos nasales, tanto el naso frontal como el naso labial mediante infiltraciones de ácido hialurónico en puntos estratégicos de la nariz, para lograr una armonía y equilibrio en el rostro, de manera natural y sin apenas molestias.  

Resultado: Inmediato.

Duración del tratamiento: Hasta 18 meses.

Anestesia: No es necesaria.

Pide una cita