El plasma rico en plaquetas o PRP es uno de los tratamientos médico estéticos más avanzados que hay en rejuvenecimiento facial. Es ideal para aquellos casos en los que se desea mejorar el aspecto de la piel, aumentar su firmeza y luminosidad. Tiene un efecto rejuvenecedor y estimulante celular muy intenso. 

Primero se realiza una pequeña extracción de sangre preferiblemente del antebrazo, esta sangre se centrifuga y así obtendremos la separación del plasma con las plaquetas del resto de la sangre. Este material lo inyectaremos en la piel y al ser obtenido por el propio paciente no genera alergias y conseguimos una piel mucho más joven y tersa, una hidratación y nutrición profunda, atenuar las líneas de expresión y las cicatrices. 

También se utiliza como tratamiento capilar, con el que se consigue aislar y utilizar los factores de crecimiento que están en la sangre del paciente. Se trata de una técnica muy recomendable para personas con pérdida moderada de pelo, puesto que frena la caída del cabello, potencia su regeneración y aumenta la vascularización del folículo piloso. 

Resultado: Inmediato.

Duración del tratamiento: Valoración en consulta.

Anestesia: No es necesaria.

Pide una cita