El aumento de pómulos se utiliza para eliminar el pronunciamiento de los huesos de la cara y la pérdida de tejido adiposo, producido por la lipodistrofia. También se utiliza para mejorar y realzar el aspecto de las mejillas remarcando tus pómulos y afinando tu rostro, e incluso para tensar el rostro desde el pómulo cuando vamos perdiendo volumen y se nos cae hacia abajo pronunciándonos el surco nasogeniano. 

Gracias al ácido hialurónico se consigue marcar los pómulos y afinar el rostro al instante y creando de una maneral natural una armonía en el rostro. 

Resultado: Inmediato.

Duración del tratamiento: Hasta 18 meses.

Anestesia: No es necesaria.

Pide una cita