Cuando la gente habla de ojeras parece que se refiere a algo muy general, pero existen distintos tipos de ojeras, no se deben sólo a la falta de sueño, hay motivos genéticos e incluso nutricionales detrás de estas antiestéticas ojeras, eso sí, sea cual sea el motivo puedes borrarlas en una sola sesión.

Normalmente cuando aparece una pigmentación de la piel más oscura debajo de los ojos, este factor suele ser hereditario y relacionado con la genética, por lo que la ojera es genética.

Otro tipo de ojera aparece por la pérdida de volumen alrededor de los ojos, puede no ser grave, pero nos da un aspecto de cansancio permanente. La falta de sueño y el estrés propician su aparición y si es de forma prolongada pueden acomodarse en nuestro rostro de forma permanente.

La ojera se trata con pequeñas infiltraciones de ácido hialurónico que rellenan los surcos visibles bajo los ojos, eliminando así el aspecto cansado y envejecido del rostro. Su aplicación es rápida y sencilla, las microfibras de gel transparente se insertan por medio de una aguja muy fina sin necesidad de utilizar anestesia, con lo cual el paciente no siente dolor ni molestia posterior.

Resultado: Inmediato.

Duración del tratamiento: Hasta 12 meses.

Anestesia: No es necesaria.

Pide una cita