La mesoterapia corporal es una técnica no invasiva que se basa en introducir por vía intradérmica medicamentos destinados a reducir la grasa localizada. Este tratamiento estimula el metabolismo ayudando a eliminar la grasa, reduciendo la celulitis y mejorando la flacidez, la calidad y el aspecto de la piel de forma efectiva e indolora.

Durante el periodo que se recibe el tratamiento de mesoterapia inyectada es recomendable seguir una dieta baja en grasas, evitar el alcohol y beber una gran cantidad de agua para ayudar a eliminar toxinas.

Los resultados se empiezan a notar a partir de la tercera sesión. Disminuye la grasa localizada, mejora la celulitis y se observa un efecto reafirmante en la zona tratada. Además, ayuda a combatir la retención de líquidos.


El tratamiento de mesoterapia corporal es indoloro y, tras recibir el procedimiento, puede aparecer algún pequeño hematoma que desaparecerá al cabo de los días. Para incrementar los efectos del tratamiento puede combinarse con masajes drenantes y aparatología. Beber una abundante cantidad de agua después de cada sesión ayudará a eliminar más fácilmente las grasas disueltas.

La mesoterapia corporal no está indicada en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia, en pacientes seropositivos, en personas con cáncer o en aquellas con alteraciones de la coagulación sanguínea, personas con infección cutánea activa o alergia a los componentes que se administran.

Pide una cita

Pide una cita
He Leído Y Acepto Las Políticas De Privacidad