En To Be Aguilar Delgado ponemos a tú disposición diferentes tipos de mechas para que puedas elegir la que mejor se adapte a tu tipo de pelo: liso, rizado, grueso, fino… y al efecto que quieras darle a tu melena.

¿Conoces las mechas balayage? ¿Y las mechas californianas? ¿Has oído hablar de las mechas babylight? Te explicamos las diferencias de los distintos tipos de mechas que puedes lucir en tu pelo.

¡Descubre la que mejor se adapta a tu melena!

Mechas Balayage

Origen: francés.
Definición: Barrido.

Las mechas balayage, que significa barrer en francés, se llaman así precisamente por la técnica que se emplea para su aplicación. Para conseguir unas mechas balayage aclaramos el tono de base del pelo a la altura que queremos, dando reflejos desde la raíz hasta las puntas, intensificando más en ésta última zona.

El efecto de las mechas balayage depende del tono que elijamos y, sobretodo, de la destreza que tenga la profesional que las coloree.

Las mechas balayage bien aplicadas dan un efecto muy natural e iluminado al pelo.

Mechas Sombré

Es una técnica a baja altura de tono, quizás la más natural, puesto que aclara nuestro color de pelo solamente 2 tonos dando un efecto de “aclarado por el sol”.

Para conseguir el efecto sombré se utilizan colores de tonos claros, como el caramelo o el miel. Son ideales si no quieres que el cambio del efecto de tu cabello sea muy evidente.

Mechas Babylight

Las mechas babylight son el tratamiento estrella en la peluquería de To Be Aguilar Delgado.

Las «babylights» imitan el efecto del sol en el cabello, consiguiendo rejuvenecer la apariencia del pelo. Dotan a la melena de reflejos consiguiendo un tono más claro y luminoso.

Es la técnica más laboriosa, en la que se aplican mechas en mucha cantidad y muy finitas. Es un trabajo tiene que quedar muy limpio y que requiere de una técnica adecuada por parte de la profesional que la aplica.

Mechas Bronde

Es una técnica para “morenas” ya que está diseñada para bases oscuras, el método que se usa puede ser tranquilamente cualquiera de los anteriores ya que cuando decimos “bronde” nos referimos a un color que está entre el rubio y el castaño.

El «bronde» mezcla tonos rubios y castaños, como el caramelo o el dorado, siendo la profesional que lo aplica la encarga de conseguir un color natural que se adapte al color de piel de la cliente.

Pide una cita

Pide una cita
He Leído Y Acepto Las Políticas De Privacidad